Varicela en los niños

Varicela en los niños

La varicela es una erupción cutánea, son manchitas rojas que posteriormente pueden volverse ampollas con un líquido blanco y causar un picor intenso en tu pequeño.

Por lo general, la varicela es una enfermedad de carácter benigno, aunque cuando afecta a los menores de 1 año, a las mujeres embarazadas, a los mayores de 15 años y a los pacientes con enfermedades el cuadro clínico se complica.
Puede tratarse de una varicela leve si tu hijo tiene menos de 50 lesiones cutáneas (ampollas), y moderada si aparecen entre 50 y 500 ampollas en su cuerpo. Con más de 500, se considera grave.

No existe ningún tratamiento curativo de la varicela. A pesar de ello, sí se puede controlar la enfermedad a base de medicamentos antitérmicos (para disminuir la fiebre), antivíricos específicos y antihistamínicos para controlar la comezón de las costras secas del salpullido.

Te dejamos algunos consejos para ayudar a tu hijo con la varicela:

  • Vigila que tu hijo no se rasque la piel, de lo contrario le pueden quedar señales y cicatrices.
  • Mantén la piel del niño siempre limpia. Báñalo a diario con jabón de avena o loción de calamina, esto le aliviará el picor.  
  • Córtale y límpiale las uñas para evitar lesiones del rascado e infecciones.
  • Vístele con ropa amplia y de algodón.
  • Evita que tu hijo esté expuesto al sol. No obstante, que esté al aire libre es bueno para que cicatricen antes las ampollas.