Ventajas del uso de una carriola

Ventajas del uso de una carriola

No es por exagerar, pero la carriola será uno de tus accesorios favoritos al ser mamá, sobretodo cuando sales de casa. Una carriola te mantendrá tranquila e independiente, pues te dará la suficiente libertad de movilidad y la seguridad de que tu bebé está protegido y súper cómodo.

 

  1. Es cómoda

¿Te imaginas que para salir de compras te lleven en una cama? ¡Pues es exactamente lo que haces con tu bebé! Una vez que lo pones sobre el portabebé, éste cuenta con fibras especiales y está acolchado para el mayor confort de tu hijo. Además, puedes estar en todo momento al pendiente de él.

 

  1. Segura

El chasis o soporte de la carriola tiene suspensión para que todos los paseos sean suaves para tu bebé. Las ruedas tienen formas sencillas para bloquear el movimiento, por eso no hay riesgo de que se desplace cuando te quedas fija en algún lugar. Cuenta con un arnés para mantener al bebé en su lugar y evitar caídas. 

 

  1. Lo protege del sol… y de la lluvia

Al colocarlo en la carriola, tu bebé tendrá en automático un ‘escudo protector UV’. Se trata del dosel o techo con el que irá cubierto durante todo el paseo. Claro que también es plegable en caso de ser necesario. Las telas que se usan son resistentes al agua.

 

  1. Es durable

Las normas de calidad con las que están elaboradas las carriolas hacen que sea uno de los productos más duraderos del bebé (y seguramente lo heredará a un segundo hermanito).

 

  1. Te da independencia

A diferencia de un portabebé o canguro, te dará mayor independencia y tiempo de calidad cuando salgas de casa, pues tienes la seguridad de que tu bebé está cómodo y seguro mientras tú tienes las manos libres para realizar cualquier actividad.