Ventajas y Uso de las Bicicletas de Balance

Ventajas y Uso de las Bicicletas de Balance

Balance Bike   - Ventajas Uso de las Bicicletas de Balance.

Las bicicletas están tomando mucha relevancia en la movilidad en todo el mundo, poco a poco todos los países y ciudades comienzan a aperturar vías  especiales para ciclistas. Ya es indispensable aprender a usar la bicicleta, pero ¿Qué pasa con los más pequeños?, ¿Cuál es la manera correcta de comenzar?.
Quizá hayas observado ya algunas bicicletas sin pedales, y pensarás que es extraño. ¿Cómo puede haber bicicletas sin pedales? Pues si, estas son diseñadas para los más pequeños, aquí te explicaremos cual es la razón y las ventajas de que nuestros pequeños las usen.

Favorece el  equilibrio

El primer beneficio es el aprendizaje del equilibro, tanto así que su nombre es bicicleta de balance, el niño comprende acción y reacción de sus movimientos aprendiendo a dar adecuado balance a su movimiento corporal. En concreto, conseguirá adquirir ese equilibrio de forma progresiva y realmente natural, sin dificultades de ningún tipo.

Mejora el sentido de la coordinación

Otra gran ventaja de estas bicis es que ayudan a que nuestro pequeño pueda mejorar su sentido de la coordinación. Y es que para conseguir este equilibrio debe conseguir mantenerse sobre la bicicleta estableciendo un trabajo en equipo de brazos y piernas. No solo para ejecutar giros sino también para  frenar cuando sea oportuno.

Desarrollan el sistema psicomotor

El uso de la bicicleta de balance favorece la  adquisición de nuevas habilidades, es un proceso continuo y dinámico que refleja que el sistema nervioso central del niño que está madurando. Con el uso de este tipo de montables, se sigue un ritmo marcado del desarrollo, progresos correspondientes a cada edad quedan encadenados. Una vez que se adquiere una habilidad, ésta se perfecciona y posteriormente se aprende una nueva.

Favorecen el desarrollo muscular

Otro  beneficio extra es que contribuyen a conseguir un notable desarrollo muscular. Y es que el hecho de que no tengan pedales les obliga a tener que hacer uso de los músculos de sus piernas y de sus brazos para conducirlas, para mantener el equilibrio, para saber girar cuando es necesario, para afrontar pendientes en el camino.

Seguras y ligeras

Poco a poco se están convirtiendo en la opción favorita de muchos padres gracias a que son seguras. Además de no tener una gran altura de la que puedan caer. Sí, se establece que el hecho de que no tengan pedales y el que los niños tengan que aprender a no perder el equilibrio evitan que puedan alcanzar una gran velocidad. Y a esto contribuye también el que no pueden ir más rápido de lo que los pies les permiten.

 

Otras ventajas:

Generalmente son hechas de aluminio, lo que las convierte en  muy ligeras, son cómodas y fáciles de transportar especialmente cuando se va al parque.
Facilita que  la transición  a las bicicletas de pedales y de dos ruedas sea muy sencilla.
Desde pequeños promueven la adquisición de un hábito saludable como es montar en bicicleta.

Bicicleta de Balance Prinsel