Carriolas con Arte

Carriola Gamaliel Grootenboer

  • en
  • SKU:
  • 5012 A

Las carriolas y las aves no son familias tan diferentes; cobijan, cuidan y vuelan. Los nidos de los pájaros envuelven a sus preciados críos de la intemperie y de los malos aires, así como las carriolas. El ágil vuelo de los emplumados se desplaza como un carrito de bebé. Por lo tanto, cuando yo me encuentro desplazando una Prinsel me imagino que soy una cigüeña movilizando un flamante nido de bebé. 

Finalmente llegó un señor muy bien portado a entregarme la carriola a intervenir. La vi con ojos de extrañeza, dado que los bebés son un mundo relativamente ajeno a mi cotidianidad. Después de torpemente desplegar dicha maquinaria me senté en el sillón. Mi mirada se clavó en el logotipo de Prinsel, un delicado cisne blanco, ahí fue cuando supe que tenía que hacer, y sin perder mucho tiempo al centro me trasladé. El dorado ha sido mi color, si es que este es un color, y las plumas doradas fueron mi elección. 

Al terminar mi creación, oro, plumas y esplendo, digno de un emperador, designaron mi sello en Prinsel; el ave de oro.